Presentación: las teorías preventivas (prevención general y especial)

En esta publicación de la sección de Chupitos de Derecho se exponen los principales postulados de las teorías preventivas (prevención general y especial) de la pena. Todo ello en un pase de diapositivas, que permite una ágil lectura de menos de 3 minutos.

La siguiente presentación te será de utilidad si tan solo quieres tener una idea fundamental del tema, o si quieres tener una base antes de aventurarte en el artículo más completo.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
No te pierdas más contenido como este
Las teorías preventivas (prevención general y especial)
Qué son las teorías preventivas
  • Las teorías preventivas tratan de explicar cuál es la finalidad de la pena. Para ello, emplean un criterio consecuencialista, es decir, se basan en las consecuencias que tiene la pena sobre la población (explicado de forma muy simple).

Prevención general: Se atiende a los efectos de la pena sobre la población en general.

Prevención especial: Se atiende a los efectos sobre el criminal en concreto.
La teoría de la prevención general
El efecto de la pena sobre la población en general. Se distinguen dos vertientes:

  • Vertiente positiva: La pena es empleada para que la población integre los valores del sistema, o para restablecer la confianza en la norma.

  • Vertiente negativa: El castigo estatal tiene como finalidad desincentivar a delincuentes en potencia, a través de la intimidación y disuasión.
Función fundamentadora y limitadora
Dentro de la vertiente positiva se reconocen dos funciones distintas:

  • Función fundamentadora: La pena trata de que la colectividad integre valores morales, con el fin de lograr una mayor fidelidad y respeto hacia la norma. Vemos que ello conlleva el riesgo de penas excesivas y de dudosa legitimidad.

  • Función limitadora: Intenta lograr que se respete la norma, pero a través de la creación de confianza en esta (y no a través de la integración de valores).
J. Bentham y A. Feuerbach
Dentro de la vertiente negativa de la prevención general, debemos destacar a Jeremy Bentham (Teoría utilitarista) y a Anselm von Feuerbach (Teoría de la coacción psicológica).

No es del todo correcto poner ambas teorías "en el mismo saco", pero ambos autores coinciden, en mayor o menor medida, en lo siguiente:

  • Se sostiene que el delincuente solo cometerá el acto si, después de hacer un balance de coste/beneficio, considera que obtiene un retorno favorable. Por tanto, la pena debe ser suficiente como para que el balance sea negativo.
J. Bentham y A. Feuerbach (II)
Problemas con esta teoría:

1) El delincuente no es un ser que actúa siempre de forma fría, racional y calculadora.

2) Por lo general, se deja llevar por las circunstancias del momento (oportunismo), o simplemente no tiene en cuenta todas las circunstancias existentes.

3) Así, no se detiene a ponderar los costes y los beneficios.
La teoría de la prevención especial
El efecto de la pena sobre el delincuente en concreto. Se distinguen dos vertientes:

  • Vertiente positiva: La pena persigue reintegrar el criminal en la sociedad. Para ello, se procura la imposición de castigos que faciliten una posterior reinserción.

  • Vertiente negativa: Se intenta intimidar al delincuente, para evitar que vaya a cometer delito alguno. De fracasar, se le aparta de la sociedad (inocuización).
El fracaso de la resocialización
La idea de la resocialización es tratar de que el delincuente sea capaz de volver a vivir en sociedad, gracias a la pena. Este ideal acaba fracasando, por motivos como:

  • La pena se basa en la peligrosidad, no en el daño causado. Por tanto, el castigo puede ser excesivo si el sujeto es peligroso, por mucho que el acto fuera una minucia.
  • Se opone a la dignidad obligar a alguien a aceptar los valores del sistema.
  • Es paradójico tratar de enseñar a vivir en sociedad estando en una prisión.
El programa de Marburgo (Liszt)
Franz von Liszt realiza una categorízación del delincuente, y a partir de ello determina qué tipo de pena debería corresponder a cada uno:

1) El delincuente ocasional: No existe ningún riesgo de que se vaya a volver a delinquir. Basta con intimidarlo.

2) El delincuente corregible: Se aprecia la posibilidad de reinsertarlo en la sociedad, por lo que este debe ser el fin de la pena.

3) El delincuente incorregible: No hay nada que hacer. Se le inocuiza.
Crítica a las teorías preventivas
A grandes trazos, y en términos muy generales, se ha criticado que:

1) Se instrumentaliza al hombre. Se usa al delincuente como una herramienta para dar ejemplo, entr eotros.

2) Falta de legitimidad del Estado. Este no tiene derecho para obligar a adoptar determinados valores y normas morales.

3) No se respeta la dignidad del criminal. Como diría Hegel, se le trata como el amo que amenaza a su perro con un palo.

Las teorías de la prevención general y la prevención especial
Ver entrada completa.
Acceder (gratis)
Previous
Next

Lo que se deja sin resolver

Se recomienda al lector que eche un vistazo a la entrada original, (Teoría de la prevención general y especial de la pena), donde se analizan las teorías preventivas con mucho más detalle. Con este resumen, se omiten datos de suma relevancia, como:

  • Algunas particularidades sobre las obras de Bentham y Feuerbach.
  • Múltiples críticas vertidas, ya sea en contra de la prevención general o la especial. En el resumen se exponen unas pocas.
  • La diferencia entre la severidad de la pena y la certeza de imposición, y los efectos de ello en la psique del criminal.
  • El Derecho Penal del Enemigo, de Jakobs. Esta teoría es relevante para acabar de comprender la función fundamentadora de la prevención general positiva.
  • Algunas notas sobre la Escuela Sociológica Alemana y el Programa de Marburgo de Franz von Liszt.

Formato de diapositivas

El funcionamiento es sencillo, simplemente tienes que apretar los indicadores dispuestos tanto a la izquierda como a la derecha del cuadro. Te servirán para desplazarte entre diapositivas.

Hemos desarrollado este formato de entrada con el fin de que se facilite la comprensión y entendimiento de nuestras entradas más complejas. Algunos de nuestros escritos son de una longitud considerable, y este sistema de diapositivas permite resumir los aspectos más relevantes.

Por supuesto, te recomendamos que una vez tengas una idea básica, te dirijas a la entrada original. Así, obtendrás una noción más completa del tema tratado.

Esperamos que esta página haya sido de tu utilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solo enviamos un correo al mes. Sin publicidad.

Esta será la próxima publicación

¿Te la vas a perder?

Deja que te avisemos

La Escuela Clásica Penal

¡Resumen en formato presentación de 3 minutos!

Usamos alguna cookie con fines analíticos. Nada más.