He tenido un accidente de tráfico bajo los efectos del alcohol, ¿debería mentir sobre las circunstancias?

Índice

Consulta: Hace unos días tuve un accidente mientras conducía con la moto. No colisioné con nadie o con ningún coche, por lo que únicamente causé daños a la vía pública. Cuando llegaron los agentes, me hicieron un control de alcoholema y di 0,8.

Tengo un juicio pendiente y mi abogado me está aconsejando que debería mentir. No había ningún testigo y no existen pruebas de que yo estuviese conduciendo el ciclomotor. Por tanto, podría decir que el conductor era alguien que conocí aquella noche, y que al accidentar mi moto se marchó corriendo.

¿Debería mentir sobre lo que verdaderamente ocurrió? ¿Si lo descubren, qué consecuencias podría tener?

Respuesta: El testigo, en un juicio, tiene la obligación de decir la verdad. No cumplir con este deber puede acarrear incluso la pena de prisión. En su caso, sin embargo, esta norma no sería de aplicación. Usted estaría declarando en calidad de investigado, por lo que no tiene ni la obligación de declarar, ni el deber de decir la verdad. Consiguientemente, si le descubriesen, no tendría ninguna consecuencia para usted.

En todo caso, si muestra usted una actitud cooperativa con los tribunales podría, quizás, lograr una pena más atenuada. He visto algún caso similar en el que ir bien vestido al tribunal y mostrar arrepentimiento ha servido para la imposición de la pena de multa e inhabilitación mínimas.

Si decide mentir, comprobarán sus declaraciones con lo que dijo el día del accidente, si es que dijo algo. Por tanto, tenga este factor en cuenta. Asimismo, para determinar la veracidad de sus afirmaciones pueden incluso estudiar sus gestos, expresiones, nerviosismo…

Su situación no es extremadamente grave, lo más probable es que tenga que pagar una multa más o menos notable (tranquilamente unos 1.000€, sin contar con los desperfectos que pueda haber causado), le retiren el carné y le inhabiliten para conducir una larga temporada.

Si su mentira funciona, sus actos no tendrán ninguna consecuencia, pues no se le considerará responsable de algo que otra persona ha cometido. Lo que usted debe tener en cuenta es que el juez «no nació ayer», y debe oír mentiras como esta con cierta regularidad. Existe una gran posibilidad de que no confíen en su versión de los hechos, y quizás ello redunde en un trato menos favorable por parte del tribunal. ¿Su abogado no le ha recomendado llegar a un acuerdo con el Fiscal?

Dicho esto, lo mejor que podrá hacer, normalmente, es confiar en su abogado. Es quien mejor conoce su caso y quien mejor sabe cómo debería usted proceder. Todo ello con independencia del reproche que nos pueda causar o no el mentir y no cooperar con la administración de justicia.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
No te pierdas más contenido como este
Solo enviamos un correo al mes. Sin publicidad.

Esta será la próxima publicación

¿Te la vas a perder?

Deja que te avisemos

La Escuela Clásica Penal

¡Resumen en formato presentación de 3 minutos!

Usamos alguna cookie con fines analíticos. Nada más.